Antibióticos naturales

                                                                   ¿Cuáles son los mejores antibióticos naturales?

Ciertamente los antibióticos que receta el médico cumplen con un propósito especifico y la mayoría de las veces eliminan las infecciones. También es verdad que podemos optar por una opción más natural que no requiere una receta médica y que incluso podemos encontrar fácilmente en nuestro hogar. Demos un vistazo entonces a antibióticos naturales más populares.

                  Ajo

Al consumir ajo diariamente, se puede combatir eficazmente todo tipo de bacterias, infecciones y virus. Muchos estudios incluso han encontrado que el ajo puede ayudar incluso con los síntomas del SIDA, la diabetes y la presión arterial alta.

El ajo también contribuye a aliviar los efectos de los resfriados, la gripe, además de los dolores de muelas.

 

            CebollaLas cebollas se relacionan estrechamente con el ajo,

además de que tienen beneficios similares para la salud. Tienen la capacidad de reducir el dolor y la inflamación, así como resfriados y gripe común.

Al igual que con los ajos, se consiguen mejores beneficios al comer las cebollas crudas.

 

 

Extracto de la semilla de toronja

Este extracto de la semilla de toronja o pomelo se utiliza como un compuesto antimicrobiano que ha demostrado ser excelente en la prevención del crecimiento de diferentes hongos y bacterias, incluso se recomienda para su uso durante el baño.

 

 

Rábanos

El rábano es otro de los antibióticos naturales que en este caso se destaca por proporcionar energía a tu cuerpo. No solo eso, su consumo te ayuda a combatir enfermedades potenciales, sin mencionar que también promueve la circulación sanguínea y tiene propiedades antibióticas al descomponerse en el estomago.

Con el consumo de rábanos se pueden tratar desde infecciones del tracto urinario hasta la bronquitis y los cálculos renales.

 

La miel de Manuka procede de las abejas en Nueva Zelanda y tal como sucede con otros tipos de miel, contiene peróxido, lo cual le confiere propiedades antibióticas.

También contiene otros componentes antibióticos que no están presentes en otros tipos de miel como el caso del metilglioxal. Su gran desventaja sin embargo, es que suele ser muy cara y difícil de conseguir.

Canela

La canela también contiene propiedades antibióticas, por lo que se puede utilizar para tratar las infecciones por levaduras.

No solo eso, puede ayudar a reducir el azúcar en la sangre, de tal manera que su consumo puede ser adecuado para personas con tendencia a la diabetes.

 

 

Vitamina C

Otro de los antibióticos naturales es la Vitamina C, que puedes encontrarla en una gama amplia de frutas como la naranja y las piñas.

La vitamina C también es conocida por su capacidad para fortalecer el sistema inmunológico, por lo que es uno de los remedios naturales más populares para aliviar el resfriado. Igualmente funciona muy bien para la reparación de la piel y la salud prenatal.

 

Miel de Manuka

La miel de Manuka procede de las abejas en Nueva Zelanda y tal como sucede con otros tipos de miel, contiene peróxido, lo cual le confiere propiedades antibióticas.

También contiene otros componentes antibióticos que no están presentes en otros tipos de miel como el caso del metilglioxal. Su gran desventaja sin embargo, es que suele ser muy cara y difícil de conseguir.

 

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.